¿Qué es el colageno? ¿Para qué sirve?

María Franco, 21 abril 2022

Ya está aquí la Vuelta al Cole de GeekBuying con descuentos de hasta el 50%!!!

Ver las mejores ofertas

Muchas personas que esperan mejorar la salud de su piel, articulaciones y pelo toman suplementos de colágeno a diario o añaden colágeno en polvo a su café, té o bebida matutina. Si nos sigues desde hace tiempo, esto te puede recordar al colágeno que venden en el Mercadona del que ya te hemos hablado.

Aunque el uso de suplementos de colágeno y otros productos que lo contienen va en aumento, la mayoría de las personas no saben qué es realmente o qué hace en el cuerpo. Por mi parte, lo que más me llama la atención del colágeno es su importancia de cara al cuidado facial. Esto se debe a que es una molécula fundamental para tener una piel sana, tersa y joven.

En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre el colágeno, sobre qué es, qué hace en tu cuerpo y te explicamos si los suplementos de colágeno valen la pena.

¿Por qué es importante el colágeno?

Para que entiendas qué es el colágeno y por qué es tan importante, vamos a ponernos un poco técnicos.

Hay 28 tipos conocidos de colágeno, y el colágeno tipo I representa el 90% del colágeno en el cuerpo humano. El colágeno se compone principalmente de los aminoácidos glicina, prolina e hidroxiprolina. Estos aminoácidos forman tres hebras, que conforman la estructura de triple hélice característica del colágeno.

Además, el colágeno se encuentra en el tejido conectivo, es decir, en la piel, los tendones, los huesos y los cartílagos y su función es la de proporcionar soporte estructural a los tejidos al mismo tiempo que juega un papel importante en los procesos celulares, incluyendo los siguientes:

  • reparación de tejidos
  • respuesta inmunológica
  • comunicación celular
  • migración celular, un proceso necesario para el mantenimiento de los tejidos

Las células del tejido conectivo llamadas fibroblastos producen y mantienen el colágeno. A medida que las personas envejecen, su colágeno se fragmenta, y con ello la función de los fibroblastos se deteriora y la producción de colágeno se ralentiza.

Estos cambios, junto con la pérdida de otra proteína estructural clave, que es la llamada elastina, provocan signos de envejecimiento, como la flacidez de la piel y la aparición de arrugas.

Usos del colágeno

Tu cuerpo produce colágeno de forma natural y pero también puedes consumirlo a través de fuentes alimenticias, como piel de pollo o la piel de pescado (aunque no suene muy apetitoso), y por supuesto mediante suplementos de colágeno.

Existen muchas maneras de emplear el colágeno para renovar tu piel

Los productos de colágeno orales así como tópicos, como los suplementos y las cremas faciales, son populares para tratar los signos del envejecimiento, como las arrugas, la pérdida de hidratación de la piel y el dolor en las articulaciones, y es que el colágeno va reduciendo su producción en la piel con la edad, sobre todo a partir de los 25 años.

Puede tomarlo como suplemento o añadirlo a bebidas, tanto frías como calientes, y alimentos como avena , yogur y bebidas energéticas.

Los profesionales de la salud también usan colágeno y materias primas a base de colágeno en el campo médico, incluso en el tratamiento de heridas, quemaduras y úlceras diabéticas.

Además, las empresas de cosméticos utilizan colágeno en productos como humectantes y sueros debido a sus propiedades hidratantes (están presentes en muchos sérums y cremas).

¿Qué causa una pérdida de colágeno?

A medida que se envejece, su producción de colágeno disminuye naturalmente. Además, el colágeno se fragmenta y se distribuye de forma más libre. Estos cambios dan lugar a los signos característicos del envejecimiento, como arrugas y piel seca y flácida.

La integridad del colágeno que se encuentra en los huesos también disminuye con la edad, lo que conduce a reducciones en la resistencia ósea.

No obstante, si bien la pérdida y el daño del colágeno a medida que se envejece son inevitables, un buen estilo de vida y alimentación pueden retrasar este proceso. Por ejemplo, se sabe que fumar degrada el colágeno y causa envejecimiento de la piel, arrugas y pérdida de elasticidad.

También se ha demostrado que beber en exceso acelera el envejecimiento de la piel al reducir la producción de colágeno y dañar los mecanismos de reparación de la piel.

Además, seguir una dieta rica en azúcares añadidos y alimentos ultraprocesados ​​puede provocar un envejecimiento prematuro al contribuir a un proceso llamado glicación, que reduce la renovación del colágeno e interfiere con la capacidad del colágeno para interactuar con las células y proteínas circundantes.

Asimismo, la exposición excesiva al sol también degrada la producción de colágeno, por lo que usar protector solar y evitar la exposición excesiva al sol puede ayudar a prevenir los signos del envejecimiento prematuro de la piel.

Fuentes alimenticias de colágeno

El colágeno se encuentra en todos los animales pero sobre todo se concentra en la piel y huesos. Aquí te dejo algunos ejemplos de alimentos ricos en colágeno:

  • Huesos, piel y ligamentos de animales, como piel de pollo y codillo de cerdo.
  • Ciertos tipos de mariscos, como piel de pescado y medusas.
  • Productos elaborados con partes de animales, como huesos y ligamentos, incluido el caldo tradicional.

A causa de que tu cuerpo produce colágeno de manera natural a partir de aminoácidos, puedes fomentar la producción de colágeno asegurándote de comer cantidades adecuadas de proteínas de alimentos como aves, pescado y huevos.

Además de los aminoácidos, tu cuerpo necesita otros componentes dietéticos para la producción y el mantenimiento del colágeno.

Por ejemplo, la vitamina C es necesaria para la síntesis de colágeno, por lo que tener niveles bajos o deficientes de vitamina C puede conducir a una producción deficiente de colágeno.

Por lo tanto, consumir muchos alimentos ricos en vitamina C puede ayudar a apoyar la producción saludable de colágeno. Por ejemplo, prueba con frutas cítricas, pimientos, verduras y bayas.

También ten presente la importancia de seguir una dieta rica en compuestos vegetales beneficiosos, porque esto también podría ayudar a mejorar la salud de la piel al reducir la inflamación y proteger contra la desaparición del colágeno.

¿Cómo prevenir la pérdida de colágeno?

Es imposible prevenir toda la pérdida de colágeno relacionada con la edad, pero es posible ralentizar el proceso.

Como se mencionó anteriormente, la dieta y otros factores del estilo de vida pueden afectar significativamente la producción de colágeno de su cuerpo.

Fumar y beber cantidades grandes de alcohol afecta negativamente a la producción de colágeno, al igual que seguir una dieta con muchos alimentos ultraprocesados ​​y azúcares añadidos. Por otro lado, llevar un estilo de vida saludable va a retrasar dicha pérdida.

Se trata de hacer ciertos cambios en costumbres y rutinas diarias, cambios que son en pro de una salud más sana y que van a repercutir también en el colágeno, por supuesto.

Además, seguir una dieta rica en proteínas de alta calidad y alimentos vegetales como frutas y verduras, que contienen nutrientes protectores y de apoyo para el colágeno, también pueden ayudar a proteger las reservas de colágeno y prevenir el daño y la pérdida .

Tomar suplementos ¿Ayuda?

Esta es una de las eternas preguntas. Para empezar, algo que todos debemos tener claro es el paso irremediable del tiempo. Con el paso del tiempo nuestra piel y organismo se va a ir deteriorando, y eso no hay nada que lo pueda frenar.

No obstante, como venimos comentando a lo largo de todo este artículo, sí hay formas de ayudar a nuestro organismo a que el colágeno no desaparezca de forma tan rápida.

Los suplementos son beneficiosos pero no deben sustituir a buenos habitos alimentarios

Para eso, muchas personas toman suplementos ricos en esta molécula, y a muchas personas les funciona, sin embargo no nos engañemos, se trata de una ayuda mínima, de un empujón más, pero eso no va a generar que con 60 años parezca que tengamos 30 (que ahora está muy de moda lo de que los 40 son los nuevos 20).

En definitiva, cuidarse es la clave fundamental. Usar suplementos es algo positivo, sin embargo considero que tampoco se debe tener fe ciega en ellos.