Microblading: todo lo que necesitas saber antes de tu cita

María Franco, 2 junio 2022

Ya está aquí la Vuelta al Cole de GeekBuying con descuentos de hasta el 50%!!!

Ver las mejores ofertas

Si me tengo que poner a adivinar, seguro que has buscado esta información porque te maquillas las cejas todos los días. Todos hemos pasado por eso, gastando tiempo (y dinero) llenando las cejas con pomadas y lápices de cejas solo para que desaparezcan de tu cara unas horas más tarde.

Sin embargo, estás cansada y estás pensando en el microblading, la forma semipermanente de tener unas cejas perfectas durante mucho tiempo.

Pero si la idea del microblading te asusta demasiado como para intentarlo, no desesperes. El proceso no solo duele mucho menos de lo que piensas, sino que los resultados en realidad no duran para siempre (lo cual es una gran noticia si todavía estás sopesando tus opciones).

Probablemente tengas muchas preguntas sobre el microblading y, afortunadamente, yo te voy a dar todas las respuestas en lo referente al tratamiento, precio, duración, etc. ¿Lista?

¿Qué es el microblading de cejas?

En lugar de usar una pistola de tatuaje tradicional, el microblading se realiza mediante el uso de una herramienta pequeña con agujas diminutas.

Estas agujas se utilizan para dibujar manualmente delicados trazos de cabello al tiempo que depositan pigmento debajo de la piel. ¿El resultado? Pelitos de las cejas de aspecto realista que no se van, ni cuando sudas ni cuando te lavas el rostro.

¿El microblading es un tatuaje?

Sí, pero a la vez, no.

Los tatuajes duran para siempre, y el microblading es una forma de tatuaje semipermanente (luego te cuento cuánto dura aproximadamente) porque los trazos similares a pequeños cabellos no están en capas tan profundas de la piel en comparación con, por ejemplo, los trazos similares a cabellos creados por un pistola de tatuaje.

La forma de hacer un tatuaje y el microblading es diferente, por eso el resultado en lo referente a duración varía.

El microblading no es para toda la vida

El pigmento que se usa en el microblading también es diferente al que se obtendría con un tatuaje, porque tu cuerpo eventualmente termina metabolizándolo y se desvanece. Además, las partículas de tinte están menos concentradas en la tinta de microblading, lo que le da a tus cejas un aspecto más suave y realista.

¿Quién se puede hacer microblading? ¿Para quién está indicado?

En realidad, cualquier persona es apta para hacerse microblading, sin embargo se suele aconsejar a personas con problemas de alopecia o que buscan unas cejas muy pobladas.

Lo mejor de este tratamiento es que un buen especialista en microblading puede crear la apariencia de cejas naturalmente llenas en cualquier tono de piel con cualquier gama de tonos .

Además, como dato curioso, si perdiste las cejas debido a la alopecia, sigues siendo candidata para el microblading.

¿Qué pasa cuando te vas a hacer microblading?

Si siempre has tenido cejas pobladas, pero a medida que has envejecido, el inicio y el final de tus cejas se redujeron, esto es algo que te puede hacer querer probar el microblading.

Al principio es normal estar un poco nerviosa por todo el proceso, pero lo primero que hará el profesional es dibujar las cejas para asegurarse de que te gusta la forma antes de microblarlas oficialmente.

Después de dar el visto bueno a la forma, tendrás que tumbarte para que el o la especialista comience a crear pequeños cortes superficiales en y a lo largo de la frente, depositando el pigmento sobre las cejas para que se filtren en esos pequeños cortes parecidas a cabellos que acababa de crear.

Ya sé, sé que todo esto suena súper doloroso y aterrador, pero te prometo que, sorprendentemente, no lo es. Si alguna vez te has depilado las cejas , el microblading es una sensación bastante similar.

Obviamente es algo incómodo, pero no lo llamaría doloroso. Más son pequeños rasguños molestos, en todo caso. Además, todo el procedimiento de principio a fin dura solo alrededor de una hora, por lo que no fue nada demasiado intenso.

¿Qué queda a continuación? La curación, y en el mejor de los casos, que es lo más frecuente, tendrás una experiencia de curación totalmente normal: unas semanas más tarde, tus cejas se verán tan naturales y gruesas como siempre habías querido.

Cuidados posteriores del microblading

Del mismo modo que después de someterte a una operación, o de tatuarte, o de someterte a cualquier tratamiento invasivo del cuerpo es necesario un tratamiento y cuidados posteriores, con el microblading también.

Si decides arreglarte las cejas, esto es muy importante: durante una semana después de tu cita, no puedes mojar las cejas ni sudar.

Así que debes tener claro que no vas a poder hacer ejercicio o grandes esfuerzos que te obliguen a sudar. En el caso de que seas atleta profesional y necesites hacer ejercicio sí o sí, te recomiendo encarecidamente que primero cubras con un ungüento las cejas para proteger el pigmento y mantener los cortes limpios y libres de bacterias.

Además, los especialistas suelen recomendar usar un ungüento antibacteriano en las cejas durante las primeras 24 horas y luego un ungüento similar a la vaselina durante una semana .

También debes tener presente que no puedes rascar las costras que se forman a partir de los pequeños cortes, y tienes que evitar usar ácidos o retinoides mientras se curan, ya que podrían diluir los pigmentos.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto tiempo dura el microblading?

Dependiendo de tu tipo de piel, el microblading te durará entre uno y tres años (las personas con tipo de piel grasa tienden a hacer que la tinta se vaya más rápido).

No obstante, se debe volver tras de cuatro semanas para un retoque y para asegurarse de que estás contenta con el resultado final y poder hacer posibles retoques (estas citas cuestan menos que el precio inicial de microblading).

Después de esas primeras cuatro semanas, el especialista lo normal es que no necesites un retoque durante unos 12 meses.

¿Cuánto cuesta hacerse el microblading?

Hacerse el microblading no es algo económico, eso debes tenerlo claro desde el primer momento.

Por supuesto, dependiendo de dónde vivas y dónde te lo hagan, espera pagar entre 250€ y 400€.

Dicho esto, los productos para las cejas no son económicos, ni la formación de los profesionales que hacen esos retoques. Además, el tiempo es dinero, por lo que definitivamente puede valer la pena el precio para cualquiera que no esté conforme con sus cejas naturales.