Mapa facial: ¿Qué significan tus granitos dependiendo de dónde están?

María Franco, 1 septiembre 2022

Ya han comenzado las ofertas de BlackFriday en AliExpress! Te dejo una guía con las mejores ofertas y los mejores códigos de descuento!!!

Ver cómo aprovechar las ofertas

A menudo nos salen algunos granitos para los que no tenemos explicación.

A veces podemos deducir que se avecina un brote hormonal si coincide con nuestro período, algo de lo que también hablaré hoy, no obstante, en otras ocasiones podemos tener brotes en zonas como las mejillas o la frente y no tenemos ni idea de dónde han salido.

Como norma, esto es una señal de que tu cuerpo está tratando de decirte algo, puesto que cada zona de la cara está vinculada a algo que sucede dentro del cuerpo humano.

A continuación te cuento, de manera desglosada, con que se relaciona cada zona en la que aparecen brotes de acné, así como la relación de estos granitos con la menstruación femenina.

Diferentes zonas en las que sale el acné y su explicación

La frente

La frente está conectada a tu intestino.

En consecuencia, si has pasado algunos días de excesos con comida basura y alcohol, es más que probable que veas aparecer algunos granitos o producción de grasa en tu frente.

Este tipo de brotes también pueden salir en la línea del pelo, ya que la inflamación intestinal puede aumentar la producción de grasa en los folículos pilosos, lo que da lugar a una acumulación de bacterias y, finalmente, a los odiosos granitos.

Si has tenido un fin de semana de excesos, te sugiero que bebas mucha agua y si eres una persona muy activa en planes sociales, entonces puedes valorar la idea de tomar suplementos que ayuden a tu salud intestinal.

Las mejillas

Al igual que la frente, las mejillas están muy afectadas por las dietas altas en azúcar y grasa.

El dicho de ‘eres lo que comes’ no es ningún engaño. Si ves brotes regulares en tus mejillas, quizás deberías reducir el consumo de azúcares artificiales por otros más naturales como las frutas.

Para calmar los brotes de acné en las mejillas, usa mascarillas calmantes y exfoliantes suaves que ayuden a reducir la congestión.

La barbilla

El mentón está directamente relacionado con nuestras hormonas y eso significa que realmente no hay mucho que nosotras podamos hacer para prevenir estas apariciones mensuales.

Si tienes un ciclo regular y sabes cuándo llegará tu periodo, entonces concéntrate en tu régimen de cuidado de la piel durante los días anteriores a que te venga la regla.

Si bien nuestras hormonas pueden hacer que busquemos alimentos grasos (admítelo, cuando estás con la regla te das banda ancha a todo lo que te apetezca comer), trata de concentrarte en comer tus cinco frutas y verduras al día y evitar los alimentos salados durante este momento del mes.

Procura mantener la zona lo más limpia y libre de grasas que pueda, lo que significa, como siempre digo, que no te toques la piel. Usa productos y geles específicos para lavar tu tipo de piel o un tratamiento que contenga ácido salicílico para reducir las imperfecciones si tienes la piel grasa.

La parte baja de la mandíbula

Los brotes de granitos también pueden verse afectados por la llegada de nuestro período.

Sin embargo, las imperfecciones alrededor de la zona de la mandíbula y las orejas también pueden ser una señal de que no te estás limpiando la piel correctamente.

La cara es una zona grande a limpiar y cuidar y, a veces, puede ser que pasemos por alto la limpieza de una pequeña parte de esa zona.

Asegúrate de hacerte una doble limpieza y de usar un tónico para deshacerte de cada partícula de maquillaje o suciedad que pueda haber en la dermis.

La influencia del ciclo menstrual en el acné

Todo el mundo sabe que las hormonas afectan a la piel a lo largo de toda la vida, sobre todo durante la pubertad, durante el embarazo y con la menopausia, no obstante también afectan a tu piel mes a mes.

Probablemente eres consciente de la afluencia de brotes de acné que brotan justo antes de que comience tu periodo, pero ¿sabías que tu ciclo mensual afecta a tu piel incluso cuando no estás en con la regla?

¿Alguna vez te preguntaste por qué tienes zonas con sequedad de manera aleatoria o el por qué de esos días en los que tu piel se ve perfecta? Bueno, todo está relacionado con tu ciclo mensual, y debes tratar tu piel en consecuencia.

Para estar en sintonía con tu cuerpo y ayudar a minimizar los brotes, debes saber lo que pasa en cada parte del ciclo.

Días 1-5 (la regla)

Como si los calambres, la hinchazón y el cansancio no fueran suficientes… Han estado brotando granitos durante unos días, y en este momento tus granos están con toda su fuerza y ​​tu piel está en su punto más graso; incluso puedes notar que sus poros se notan más en este momento.

En estos días, es importante ceñirte a una rutina regular y no cambiar demasiado las cosas, sobre todo en lo referente a la alimentación, tan solo se más perfeccionista al quitarte el maquillaje y al hacerte una doble limpieza.

Usa mascarillas limpiadoras para descongestionar tu piel y tratamientos puntuales para eliminar las imperfecciones existentes. Asegúrate de beber mucha agua y de evitar los alimentos grasientos.

Días 5-10 (Etapa seca)

Tu periodo ha terminado y tu piel se ha calmado, pero ahora está más seca y puede volverse opaca, áspera y escamosa con facilidad.

Busca mascarillas tipo tissue, sérums a base de ácido hialurónico y tratamientos de hidratación para la noche con el objetivo darle a tu piel un impulso extra de hidratación.

Estos productos ayudarán a fortalecer la barrera de la piel, lo que genera que se atraiga y retenga la humedad para que la piel esté más suave y sana.

Además, evite probar cosméticos nuevos o usar ingredientes activos durante este tiempo; en su lugar, usa productos con propiedades calmantes y antiinflamatorias como el pepino y el aloe vera.

Días 10-21 (La etapa sana)

A medida que se acerca la ovulación, aumentan los estrógenos, lo que elimina la producción de sebo y aumenta el colágeno en la dermis, dando lugar a que la piel luzca fresca y brillante.

Durante poco más de una semana, tu piel estará más brillante y sana, generalmente calmada, bien hidratada y sin erupciones. Este es el momento perfecto para sacarse selfies y usar un poco de maquillaje.

Cuando estás en la mitad de tu ciclo es el momento cuando tu piel está más bonita y libre de imperfecciones.

Durante esta etapa del ciclo, la circulación sanguínea mejora en la piel, por lo que los ingredientes se absorben de manera más eficiente; aprovéchalo al máximo y usa ingredientes activos y sérums antioxidantes.

Empieza a aumentar la exfoliación alrededor del día 17 para ayudar a que la piel se mantenga más clara en la siguiente etapa.

Días 22-28 (Etapa del Síndrome Premenstrual)

A medida que se acerca tu próximo período, la testosterona aumenta y comienza la producción de sebo, un aceite natural que puede hacer que la piel tenga una apariencia grasienta y obstruya los poros, lo que provoca puntos blancos, puntos negros y brotes de granitos.

Una vez más, ahora es el momento de buscar mascarillas a base de arcilla y tratamientos localizados: busca ingredientes como el carbón activo y el ácido salicílico para ayudar a mantener la piel lo más limpia posible.

Este es el mejor momento del mes para reservar un tratamiento facial y hacer extracciones.