Efecto “glass skin”: ¿En qué consiste? ¿Cómo conseguirla?

María Franco, 2 marzo 2022

Está de oferta el purificador de aire Proscenic A8SE por solo 51 euros!!! No te lo pierdas...

Ver oferta

Las tendencias en el maquillaje van cambiando, y aunque hace unos años lo que se buscaba era una piel matificada, libre de brillos y perfecta, esto ha comenzado a cambiar.

En realidad, el verdadero click a la hora de ver las tendencias de moda se puede apreciar en las pasarelas. Más allá de tendencias de moda, la estética, los cuerpos y por supuesto, la belleza facial también desfilan por la pasarela.

Hace poco se ha reinaugurado la New York Fashion Week que ha presentado la temporada otoño-invierno de 2022-2023 y lo que se ha visto a nivel “piel” me ha encantado. La tendencia fundamental es la de *glass skin*. ¿Quieres saber en qué consiste? Permanece atenta porque dentro de poco no pararás de verlo por todas partes.

¿Qué es el efecto “glass skin”?

Si te pones a ver desfiles actuales veras que las modelos brillaban, y lo fácil es que pienses que sería por el uso de iluminadores o ciertos maquillajes, pero no, se trata tan solo cuidado facial.

Esto ya anticipa el futuro, y es que la tendencia actual es la denominada dolphin skin (piel de delfín, muy brillante) o la glass skin (como de cristal, reluciente). La forma de conseguirla no es otra que con mucho cuidado facial.

Se trata de que la piel refleje salud, belleza natural, que brille con luz propia. La tendencia es el minimalismo, el uso de maquillaje leve o incluso llevar el rostro limpio, solo con las cremas necesarias.

En realidad, esta tendencia procede (como no) de la cosmética coreana. El afán de conseguir una piel sana, luminosa, sin imperfecciones siempre de forma natural.

¿Cómo conseguir una piel con efecto “glass”?

Es posible que pienses que con tal de seguir una rutina coreana más o menos consigas la ansiada glass skin, sin embargo hay ciertas claves que son fundamentales para ello.

Productos que vas a necesitar:

  • limpiador de aceite y limpiador de espuma suave (para una doble limpieza)
  • exfoliante
  • tónico
  • esencias
  • sérum o aceite facial
  • hidratante
  • protector solar
  • mascarilla facial

Paso a paso de la rutina glass skin

#1 Doble limpieza

Te recomiendo lavarte primero la cara con un limpiador de aceite suave que no obstruya los poros ni quite a la piel sus aceites naturales. En este caso te recomiendo el Oat Cleansing de The Inkey List.

Luego, te sugiero seguir con un limpiador suave que haga espuma. De los mejores son los de CeraVe, que son hidratantes.

#2 Exfoliante

La exfoliación ayuda a eliminar el exceso de células muertas de la piel y elimina los puntos negros de la piel. Lo puedes hacer casero o sino comprar alguno natural. Recuerda que su uso es ocasional.

#3 Usa un tónico

Los tónicos ayudan a restablecer el pH de la piel y permiten que los siguientes pasos de la rutina se absorban mejor en la piel. Te aconsejo el Glow Tonic de Pixi, de lo mejor que he probado.

#4 Prueba las esencias

La incorporación de una esencia (un producto delgado a base de agua que aporta humedad a la piel) en tu rutina aumentará la retención de humedad en la piel y, por lo tanto, ayuda en la absorción de otros productos.

Además, no solo humecta la piel, aportando un brillo natural, sino que una esencia funcional aumenta los beneficios de cualquier rutina de cuidado de la piel.

¿No estás segura de por dónde empezar? Entonces te aconsejo la esencia Ferulic Brew de Kiehl’s que deja una sensación fina y sedosa y que es apta para todo tipo de pieles.

#5 Usa sérum o aceite facial

Otro cosmético básico en cualquier rutina de glass skin es incorporar un sérum o un aceite facial hidratante que sea liviano pero lleno de antioxidantes, que proteja la piel de los radicales libres que habitualmente dan como resultado signos de envejecimiento.

Para una piel de cristal, elige sérums con vitaminas o ácido hialurónico. Esto te lo aconsejo porque el ácido hialurónico aporta humedad a la piel y resalta ese brillo natural que está escondido. El mejor es el de The Ordinary.

Otro consejo es que elijas un aceite facial a base de plantas o hierbas, como el escualeno 100% vegetal derivado de plantas de The Ordinary . Son ligeros y se absorbe rápidamente en la piel y no causan brotes.

Si buscas un sérum embellecedor prueba el Midnight Recovery de Kiehl’s. Es adecuado para todo tipo de pieles, incluidas las grasas, las propensas al acné y las sensibles.

Si eres más fanático de los aceites, prueba el aceite de semilla de rosa mosqueta orgánico prensado en frío de The Ordinary. Nutre profundamente y calma la piel sin obstruir los poros.

#6 Una buena capa de hidratante

Busca una buena hidratante que te aporte una explosión instantánea de hidratación, dejando la piel con un aspecto suave y flexible, como la crema en formato gel Ginzing de Origins (que además huele genial) . Lo mejor de esta es que es ligera, se absorbe rápidamente e hidrata sin dejar una sensación pesada y grasosa.

#7 Protector solar

El protector solar es un paso no negociable en cualquier rutina K-beauty. Debes buscar uno que hidrate, proteja y no deje residuos sobre tu rostro. Uno de mis favoritos es el de ISDIN que tiene cierto color que iguala el tono. Este protector solar es ligero y no solo ofrece protección SPF50+, sino que también se absorbe fácilmente en la piel, evitando el efecto de máscara blanca.

#8 Usa la mascarilla adecuada

Emplea mascarillas hidratantes, desechables, una o dos veces por semana para conseguir un cuidado extra hacia tu piel.

¿Qué pasa si tengo la piel grasa, seca o con acné?

En realidad, cualquier persona, independientemente de su tipo de piel, puede lograr una piel de cristal. Todo se resume en encontrar productos que funcionen para ti.

La piel de cada persona es diferente y con los productos correctos que funcionen para tu piel, ese efecto se puede conseguir.

Las personas de piel mixta a grasa, saben que esto provoca brotes aquí y allá debido al sebo. Además, los problemas de la piel cambian con las estaciones, e incluso a lo largo del mes a causa de las hormonas, pero incluso con estos problemas de la piel, se puede lograr una piel cristalina con el tiempo, el cuidado y el uso de productos que funcionen para tu piel.

Si tienes piel propensa al acné, busca un sérum o exfoliante que contenga ácido salicílico como el de Mario Badescu.

La alimentación y la glass skin

Para acabar, es interesante que te comente que otro pilar fundamental para conseguir la glass skin es la nutrición. Sí, en realidad es cierto que se nota cómo se alimenta una persona en su cuerpo y en su rostro.

Te aconsejo, para empezar, que intentes beber un poquito más de agua a diario. Eso se nota muchísimo porque ayudas a las células de tu cuerpo a mantenerse más hidratadas.

Asimismo, olvídate de resacas encadenadas, irte a dormir sin desmaquillarte o el abuso de comida basura, bebidas carbonatadas, alcohol… Puede parecer aburrido lo que digo, sin embargo es la verdadera clave.

Personalmente te digo, que el momento en el que comencé a cuidarme a mí misma, mi piel dió un cambio a mejor.

Ahora que ya conoces todas las claves para conseguir una glass skin, ¿A qué esperas para comenzar a mimar tu cuerpo?