¿Con qué frecuencia deberías lavarte el pelo si haces deporte?

María Franco, 1 septiembre 2022

La pregunta de con qué frecuencia debe una persona lavarse el pelo es algo frecuente y que más o menos todos tenemos controlada, pero ¿qué pasa si haces deporte de manera frecuente?

Las personas que van mucho al gimnasio o sudan casi a diario suelen tener la duda de cómo aguantar su pelo limpio si además de después de lavárselo, siempre está con mal aspecto.

Respondemos a todas tus dudas sobre lo relacionado con el cuidado del pelo y el deporte.

El pelo y el deporte

Lo primero que tienes que saber es que si vas con frecuencia al gimnasio, y sudas, no es malo que te laves el pelo a diario, aunque si puedes aguantarlo un día más, mejor.

Otro aspecto que suelen preguntar las personas que suelen ir al gimnasio es que notan que se les cae más el cabello.

En realidad, si en vez de lavarte la melena a diario, y de peinártela profusamente en consecuencia, lo haces cada 2 o 3 días, es normal que te caiga más pelo en este caso.

Un buen aliado que deberías llevar siempre contigo en tu mochila del gimnasio es el champú en seco.

Tan solo suéltate el pelo, sécalo con aire frío del secador, y luego aplícate un poco de champú en seco para que aguante un poco más de tiempo con buen aspecto.

Frecuencia general de lavado del pelo

Este es sin duda uno de los temas más debatidos en la industria de la belleza en lo referente al mundo capilar.

Todos (peluqueros profesionales o no) tienen una opinión sobre la frecuencia con la que se debe lavar el pelo…

Después de haber hablado con profesionales, me he dado cuenta de que lo más importante que he aprendido es que resulta fundamental encontrar el equilibrio adecuado para ti de manera personal e individual.

Parte de la razón por la que necesitamos lavarnos el pelo es porque nuestro cuero cabelludo produce grasa (al igual que el resto de nuestra piel) y todos tenemos una tasa diferente de producción de grasa, que puede verse afectada por cosas como la dieta, el estrés, la genética, el ejercicio, los hábitos de lavado, etc.

Además, si tienes la piel grasa, es probable que también tengas el cuero cabelludo graso y viceversa con la piel seca.

Entonces, si bien es posible que tengas un amigo que se lava el pelo una vez a la semana o un peluquero que lo recomienda cada dos días, lo que está claro es que no debes lavártelo a diario.

Lavarse el pelo con champú elimina la grasa, por lo que puede parecer extraño que tu pelo comience a estar grasiento a las 3 de la tarde, aunque te hayas lavado el cabello esa misma mañana.

¿Por qué al lavar mucho el pelo se produce más grasa?

La explicación detrás de esto es simple. Cuando aplicamos champú, eliminamos la grasa del pelo, por lo que este proceso elimina gran parte de la humedad natural de nuestro cuero cabelludo y cabello.

El cuero cabelludo reacciona a esto yendo a toda marcha y produciendo más aceite, lo que hace que el cabello se vea y se sienta grasoso aún más rápido.

La mejor manera de salir de este ciclo es pasar de golpe y no lavarse el cabello durante 2 o 3 días para forzarlo a una nueva rutina.

Tardarás unas semanas y tendrás que aguantar un poco el pelo graso, aunque el champú en seco será tu mejor amigo en este caso. En cualquier caso, valdrá la pena una vez que llegues al punto de solo necesitar lavarte el pelo cada pocos días.

Lavarse el pelo todos los días es algo perjudicial, por eso lo mejor es quitarse esa costumbre cuanto antes

Por supuesto, hay algunas personas que pueden aguantar más tiempo, y esto se debe a que la tasa de producción de grasa de cada persona es diferente.

Pero, por lo general, después de unos días de peinarte, usar productos, estar expuesto a la contaminación y la acumulación de sebo natural, probablemente necesites un champú.

También es importante lavarse el cabello al menos 1 o 2 veces por semana para mantener el cuero cabelludo en buen estado de salud y eliminar la piel muerta y la acumulación de productos.

La importancia de los productos y de la frecuencia de lavado capilar

Obviamente, los productos que utilizas marcan una gran diferencia.

Hay algunos champús clarificantes excelentes que pueden ayudar a eliminar la acumulación persistente de grasa, no obstante pueden dañar el cuero cabelludo si los usas en exceso.

Del mismo modo, un champú rico y con mucha hidratación podría dejar mucha acumulación de residuos, lo que significa que el cabello necesitará ser lavado antes, por lo que no te aconsejaría usar fórmulas como estas cada vez que te laves el pelo.

Aplicar demasiados productos al pelo hace que este se engrase con más facilidad

En su lugar, busca palabras como “equilibrio” y “suave” para tu champú diario.

Si quieres prolongar el tiempo entre lavados, evita usar demasiados productos para el cuidado del pelo, especialmente en las raíces, ya que también pueden generar grasa.

Un champú en seco es una excelente manera de aguantar un día más tu pelo, sin embargo debido a los residuos del propio producto que se acumulan, no es algo en lo que confiar más de un día.

Personalmente, te aconsejo que pruebes a dormir con un gorro de seda, porque eso ayuda a que el pelo se mantenga más tiempo limpio.