¿Cómo exfoliarte la piel antes de la depilación? Todas las claves

María Franco, 1 febrero 2022

Ya está aquí la Vuelta al Cole de GeekBuying con descuentos de hasta el 50%!!!

Ver las mejores ofertas

Si hay algo que tienes que saber antes de depilarte y para conseguir siempre el mejor resultado es la eficacia de la exfoliación.

Además de exfoliar el rostro, la piel del resto del cuerpo también se debería exfoliar para eliminar con ello células muertas y mejorar el aspecto de la piel.

Bien te depiles con cero, con láser u otro método, antes de la depilación deberías exfoliar tu piel. ¿Quieres saber cómo hacerlo y por qué? Te cuento todo lo que tienes que saber para conseguir una piel sedosa y sana.

¿Cómo exfoliar la piel antes de la depilación?

Existen muchas formas diferentes de exfoliar la piel, bien sea con un guante de crin, con un exfoliante casero o con productos químicos. La exfoliación de zonas en las que te vas a depilar es beneficioso por diferentes factores.

Si bien es cierto que la característica principal es la de eliminar células muertas y ayudar a su reparación, también hay que tener en cuenta que ayuda a evitar la aparición de vellos encarnados y a la aparición de granitos que surgen en muchas ocasiones.

Es cierto que todos los tipos de piel se benefician de una buena exfoliación, tengo que advertirte de que si tienes la piel demasiado seca o estás tomando algún tratamiento dermatológico como el Dercutane (o que contenga isotretinoina) mi consejo es que evites depilaciones agresivas o la exfoliación, porque tu piel estará demasiado sensible.

Aspectos importantes a tener en cuenta para exfoliar la piel

Cada 27 días tenemos unas células de la piel nuevas ¿Cómo puede ser eso? Pues porque es el tiempo que tardan en regenerarse todas las células. Sin embargo, durante este proceso, conviven células nuevas junto con otras viejas.

Las células más antiguas suelen caerse, no obstante hay algunas que se quedan en la piel, por el sudor, grasa y suciedad. Es importante eliminarlas, porque lo que hacen es taponar las nuevas y evitar que la piel esté 100% sana y brillante.

Se recomienda exfoliar la piel, tanto del rostro como del resto del cuerpo, una vez por semana. Hacerlo con mayor frecuencia puede dañar la dermis.

Es importante exfoliar la piel tanto antes como después de la depilación, porque ayuda a fortalecer la barrera cutánea y a que el vello se elimine con mayor facilidad.

Ten en cuenta que se trata de exfoliar la piel, no de arrancártela. Parece obvio, pero muchas personas se exfolian la piel con demasiada fuerza, algo que daña y puede crear microfisuras que no se pueden ver en la piel. Estas, por supuesto, se pueden infectar.

Además, tras la exfoliación es interesante aplicarse una buena crema hidratante que suavice y calme las zonas tratadas.

Diferentes formas de exfoliar la piel

Si estás pensando en cómo exfoliarte la piel antes de la depilación, estos son los distintos métodos que es interesante que conozcas:

Guantes de crin

Los guantes de crin son una manopla de textura dura, rugosa, que suelen estar fabricados de esparto y su objetivo es ayudar a exfoliar la piel de manera natural.

En la ducha, tan solo tendrás que pasar el guante por tu cuerpo, frotándolo, y conseguirás un resultado suave como si te hubieras hecho un verdadero peeling químico.

Esponjas marinas

Las esponjas marinas son ideales para eliminar las células muertas al mismo tiempo que lavas tu cuerpo. En seco son duras y rígidas, pero en cuanto se mojan se vuelven más manejables.

Lo bueno de ellas es que en cualquier caso siempre exfolian la piel de una manera suave. Son un método que se puede usar a diario sin problema siempre y cuando no se haga con demasiada fuerza.

Exfoliantes tradicionales

Los exfoliantes más fáciles de encontrar son aquellos con textura gel y que tienen orgánulos, es decir, partículas pequeñas pero suficientemente grandes como para pulir, suavizar la piel y llevarse con ellas las células muertas.

Uno de los que más me gusta es este de Rituals, el Ritual de Karma Body Scrub, que lleva una base de azúcar y con una fragancia muy agradable.

Estos son perfectos para usar una vez por semana y sobre todo centrarte en aquellas zonas donde se te suelen encarnar los vellos.

No obstante, como más adelante te contaré, también es muy sencillo hacer exfoliantes caseros que tengan muy buenos resultados.

Cepillos

Los cepillos exfoliantes son una manera también muy cómoda de poder exfoliar todas las partes de tu cuerpo, llegando incluso a zonas más complicadas como la espalda, por ejemplo.

Cuentan con cerdas gruesas y con un mango, normalmente de madera. Algo que me gusta mucho de este método es que también resulta muy relajante frente a otros, más normales. Sirven para suavizar pies, piernas, brazos… Y poder lucir una piel mucho más sana.

Exfoliantes caseros

Si quieres saber cómo exfoliarte la piel, te interesará conocer la forma de hacer estos exfoliantes de forma casera:

Exfoliante casero para el rostro:

Siempre, cada 15 días, me hago este exfoliante para suavizar la piel de mi cara. Se trata de mezclar un par de cucharadas pequeñas de azúcar, un chorrito de zumo de limón y un poco de aceite de oliva.

Debes mezclarlo hasta que el resultado sea una masa homogénea. En ese momento, tan solo debes aplicarlo en el rostro y masajear. Deja que repose sobre la piel unos 5-10 minutos antes de retirarlo y así sus resultados serán más visibles.

Lo bueno de esta receta es que deja la piel muy luminosa, fresca y súper suave.

Exfoliante casero corporal:

Te voy a proponer un exfoliante hecho a base de café. Lo bueno de este ingrediente es que al tener cafeína activa la circulación sanguínea, por eso para zonas como aquellas en las que haya celulitis es ideal.

Hay que mezclar 3 cucharaditas de café molido junto con un poco de aceite de oliva o aceite de almendras. También puedes añadirle un poco de azúcar.

Masajea las zonas a exfoliar y aclara esa zona antes de la depilación.