Entendiendo la impedancia en el mundo del audio

Jesús Sánchez, 23 abril 2019

La impedancia es uno de los términos más importantes cuando vamos a comprar material de audio, ya sean monitores de estudio, amplificadores, preamplificadores, micrófonos, etc.

Como es probable que sepas, la impedancia se asemeja a la resistencia que ofrece un circuito eléctrico al paso de la corriente. Pero ¿qué significa en el mundo del audio? ¿Hay valores adecuados?

La impedancia

La impedancia está estrechamente relacionada con la resistencia, pero no son lo mismo:

  • La resistencia eléctrica es la oposición que muestra una parte de un circuito eléctrico (conductor) al movimiento o flujo de los electrones.
  • La impedancia extiende el concepto de resistencia a los circuitos de corriente alterna (CA), y posee tanto magnitud como fase, a diferencia de la resistencia, que solo tiene magnitud.

Por eso, la impedancia no puede medirse con un multímetro normal, como sí se puede medir la resistencia.

¿Cuáles son los valores normales?

La impedancia que nos dan los fabricantes se expresa en Ohmios y es importante conocer los valores de impedancia de todos los dispositivos que conectemos juntos (cajas, amplificadores, etc.). Tanto para obtener el mejor rendimiento, como por motivos de seguridad. Para no quemar ningún componente.

Los altavoces suelen tener una impedancia de 4 u 8 Ohm, aunque también los hay 2, 16, 32 o más ohmios.

Muchos altavoces de calidad no dan un valor de impedancia, sino una curva de impedancia, porque como hemos visto, esta varía en función de la frecuencia. Sin embargo, como hacer los cálculos con una curva no es práctico, también nos dan el valor nominal de la impedancia que suele estar medida a una frecuencia de 1 kHz.

Igual que los altavoces, los amplificadores tienen diferentes impedancias de salida, aunque las más comunes son 4 y 8 Ohm.

A la hora de conectar el equipo es importante tener en cuenta que las impedancias coincidan y en caso de no ser así, que la impedancia del altavoz sea siempre igual o mayor que la impedancia de salida del amplificador. En caso contrario podría producirse una sobrecarga que queme nuestros altavoces.

Conectando altavoces

A la hora de conectar los altavoces tenemos dos esquemas: en serie y en paralelo.

  • En serie es muy fácil. Se suman todas las impedancias para obtener la impedancia total o efectiva. Su principal ventaja es que la suma de las impedancias será siempre mayor a la impedancia de salida del amplificador, pero tiene una serie de limitaciones:
    • Los altavoces deben ser de la misma potencia (vatios).
    • A mayor cantidad de altavoces, menor volumen en cada uno.
    • Si hay un fallo en un altavoz, afectará al resto.
  • En paralelo ya tenemos que tirar de matemáticas algo más complejas…
    • Si los altavoces tienen la misma impedancia podemos calcular la impedancia efectiva como IE = Z/n (donde Z es la impedancia y n el número de altavoces).
    • Si tenemos dos altavoces con diferente impedancia la fórmula a aplicar para calcular la impedancia efectiva es: IE = (Z1xZ2)/(Z1+Z2).
    • Si tenemos dos o más altavoces con diferentes impedancias: 1/IE = (1:Z1)+(1:Z2)+(1:Z3)+ etc…
Ver más