¿Ayudan los auriculares con cancelación de ruido a proteger los oídos?

Jesús Sánchez, 8 octubre 2020

Nuestro mundo está lleno de ruido. El tráfico, televisores a todo volumen, el vecino, lavadoras… el ruido es una fuerza omnipresente en nuestra vida cotidiana.

Además de las molestias, cuando más tiempo pasamos a niveles de ruido altos, mayor es la amenaza de la pérdida de audición inducida por ruido (NIHL).

Como ya hemos visto, el oído es un órgano que se va deteriorando progresivamente con el paso del tiempo, sin embargo los jóvenes también deben tener buenos hábitos en el cuidado de sus oídos para retrasar la pérdida de audición a pérdida de audición por acumulación de ruido a lo largo de los años.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que hasta 1.000 millones de jóvenes corren el riesgo de perder audición por problemas de ruido, y que casi el 50% de los adolescentes y adultos jóvenes de todo el mundo están expuestos a niveles peligrosos de sonido al no tener cuidado al utilizar dispositivos personales de audio.

Además, se estiman que más de 1.100 millones de jóvenes podrían llegar a perder la audición en los próximos 40 años a causa de la escucha continuada de “dispositivos de reproducción de música”, lo que incluye cascos, pero también altavoces domésticos, tablets o televisores.

Esto es debido a que el 50% de personas con edades entre los 12 y 35 años se encuentran expuestas a niveles de sonido perjudiciales

Según la OMS, la exposición máxima debería ser 8 horas a un tope de 85 dB y 15 minutos a 100 dB. La recomendación va especialmente dirigida a los jóvenes a los que les recomienda escuchar menos de una hora de música al día y no superar el 60% del volumen máximo del reproductor.

Otro estudio de la Universidad de Sao Paulo concluía que más de la mitad de los adolescentes había sufrido alguna vez tinnitus, un trastorno que hace que oigamos ruidos espontáneos que no proceden de ninguna fuente externa. La causa principal de tinnitus en los jóvenes es por escuchar música a un volumen demasiado alto y como consecuencia, el umbral auditivo queda algo reducido para siempre.

¿Qué podemos hacer para proteger nuestra salud auditiva?

Estructura del oído interno

La portabilidad y la larga duración de la batería provoca que hoy más que nunca nos pasemos muchísimas horas escuchando nuestros auriculares. Los oídos son como los atletas: se cansan con el ejercicio, por lo que necesitan breves y frecuentes descansos. Estos descansos en la escucha pueden reducir la tasa de acumulación de daños.

Lo primero de todo es educar a los más jóvenes e inexpertos en el volumen adecuado para estos dispositivos. Además, los niños más pequeños pueden ser supervisados por un adulto. También podemos utilizar auriculares con límite de volumen como los Puro, tienen modelos para niños y para gamers con volúmenes máximos certificados de 85 dB.

Los más mayores podemos utilizar auriculares con cancelación de ruido proporcionan protección para la audición, ya que, al bloquear el ruido de fondo, podemos mantener bajo el volumen de la música o podcast, lo que ayuda a proteger tu audición. Sin embargo, su eficacia depende en gran medida de la situación en la que te encuentres:

  • Los sistemas de cancelación pasiva son efectivos en la mayoría de las situaciones y en otras, proporcionarán cierta protección.
  • Los auriculares con cancelación de ruido activa también funcionarán bien en algunas situaciones, pero en otras, no funcionarán en absoluto.

La cancelación de ruido pasiva es como la insonorización. Al igual que la insonorización, se están utilizando materiales para bloquear físicamente el sonido. Estos tipos de auriculares son más pesados y son más incómodos de usar si se usan durante mucho tiempo. Los auriculares de cancelación pasiva de ruido protegerán la audición, al menos hasta cierto punto, durante los ruidos transitorios explosivos como disparos y petardos. Además, también son eficaces con los sonidos de alta frecuencia, como el llanto de un bebé o el aullido de un perro.

Los auriculares con cancelación de ruido activa o ANC emplean una tecnología de ajuste de sonido para “borrar” los sonidos externos y para ello requieren un “tiempo de adaptación” antes de que puedan ser realmente efectivos. Por ese motivo, los auriculares ANC funcionan muy bien con sonidos constantes como el ruido del motor de un avión o el aire acondicionado. Sin embargo, para ruidos impulsivos como golpes o disparos, los auriculares de cancelación de ruido activo no son en efectivos porque no funcionan al instante.

Por eso, dependiendo del entorno de uso, te vendrán mejor unos auriculares pasivos o unos activos. Desde mi punto de vista, para un uso normal que no es dando golpes o pegando tiros, los auriculares con cancelación activa de ruido son muy eficaces.

Ver más
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.