Análisis de los auriculares JVC Gumy Mini

Jesús Sánchez, 10 octubre 2021

En Cecotec (gran marca española de gadgets y pequeño electrodoméstico) están tirando la casa por la ventana y tienen ofertas en todos sus productos de más del 60%. ¡Corre que vuelan!

Quiero ver las mejores ofertas de Cecotec

Los Gumy Mini son unos auriculares diminutos y muy ligeros de JVC. Gracias a eso, son realmente cómodos. Además, tienen buena calidad de sonido, el manos libres funciona bien y la autonomía es bastante buena. Los botones de los auriculares son muy mejorables, pero en general tienen una relación calidad-precio excelente.

JVC Gumy Mini

✓ Peso: cada auricular pesa 4 gramos, conjunto con caja 36 gramos
✓ Potencia: driver de 6 mm
✓ Autonomía: hasta 6 horas a volumen medio, 15 horas con la caja
✓ Tiempo de carga batería: 2 horas
✓ Rango de frecuencias: 20 Hz – 20 KHz
✓ Impedancia: 16 Ω
✓ Conectividad: Bluetooth 5.1, micrófono para manos libres, conexión USB-C (carga)
✓ Códecs: SBC
✓ Cancelación activa de ruido: no
✓ Resistencia al agua: sí (IPX4)
✓ Otros: están disponibles en 5 colores diferentes (negro, blanco, azul, rojo y verde)

Me gusta

  • Excelente relación calidad-precio
  • Muy pequeños y cómodos
  • Buena calidad de sonido

No me gusta

  • El botón de los auriculares está demasiado duro
  • Los auriculares tienen un led que parpadea incluso cuando estamos escuchando música

Diseño y comodidad

Los JVC Gumy Mini o JVC HA-A5T son unos auriculares sencillos, pero muy bien diseñados.

Lo primero que quiero hablar es del empaquetado, no suelo hablar de ello, pero en este caso me gustaría destacar que en el empaquetado JVC no ha usado nada de plástico. Todo viene muy bien organizado y protegido con cartón. Creo que es importante que los fabricantes sigan está tendencia para disminuir los plásticos de un solo uso.

JVC Gumy Mini o JVC HA-A5T junto con los accesorios incluidos

La caja de los auriculares es muy compacta, de las más pequeñas que he probado. Poco más del tamaño justo para albergar los dos auriculares. Además, es muy liviana y con los auriculares en su interior solo pesa 36 gramos. Gracias a eso, estos son unos de los auriculares más cómodos para llevar en el bolsillo.

La caja está hecha de un plástico mate muy normalito, no da una gran sensación en la mano, pero la calidad de construcción (acabados, fuerza de los imanes, etc.) parece razonablemente buena para lo que cuestan.

La caja de los JVC Gumy Mini (en el centro) es bastante compacta y muy cómoda de llevar

Dentro de la caja encontramos los dos pequeños auriculares. Son diminutos y pesan tan solo 4 gramos. Se meten en la oreja y se encajan perfectamente. No molestan, no se mueven y son bastante discretos. Eso sí, tienen un led blanco que parpadea cada 3 o 4 segundos incluso cuando reproducimos música. Personalmente prefiero que solo parpadeen cuando están en espera y que cuando estamos reproduciendo música no lo hagan para pasar más desapercibidos.

Como he dicho, en cuanto a comodidad, los JVC Gumy Mini son unos de los auriculares más cómodos que he probado. Una vez colocados ni te enteras de que los llevas puestos. Se los he dejado a un par de personas (un chico y una chica) y también les han resultado muy cómodos. Al ser tan pequeños se adaptan muy bien a toda clase de orejas. Lo único del diseño que podría molestarte es que la parte que se mete en el oído es un poco más profunda que en otros auriculares.

Los JVC Gumy Mini, en el centro, son más pequeños y ligeros que la mayoría de auriculares TWS
Por ejemplo, muchos auriculares de los que tienen patilla se meten menos dentro del oído porque la parte de fuera equilibra el peso y la sujeción. Estos JVC al ser tan pequeños no pueden sujetarse solo ajustándose a la oreja y deben meterse en el oído bastante. Aun así, a mí no me molestan nada ni usándolos varias horas seguidas. Por supuesto, vienen con 3 pares de almohadillas de silicona diferentes para que usemos la que mejor se ajuste a nuestro oído.

Lo bueno de esto es que consiguen un aislamiento pasivo muy bueno, el ruido exterior nos molestará menos y no tendremos que subir tanto el volumen por lo que protegeremos la salud de nuestros oídos.

La forma de los Gumy Mini hace que sean muy cómodos

Otro punto importante es que los auriculares tienen el certificado de resistencia al agua IPX4, son resistentes al sudor y a la lluvia; y podemos utilizarlos para hacer deporte.

En la parte externa de los auriculares tenemos un botón físico, con ellos podemos:

  • Pausar o reanudar: tocar una vez en cualquier auricular
  • Subir el volumen: presionar 2 veces el auricular izquierdo
  • Bajar el volumen: presionar 3 veces el auricular derecho
  • Pasar a la siguiente canción: presionar 2 veces el auricular derecho
  • Volver a la canción anterior: presionar 3 veces el auricular derecho

Las funciones son fáciles de recordar, pero el botón está muy duro para mi gusto. Lo bueno es que es imposible activarlos sin querer al colocarnos los auriculares, pero hubiese preferido que fuesen más suaves. Parece que, con el tiempo, llevo dos semanas usándolos, van un poco mejor, pero aun así están demasiado duros para mi gusto.

Conectividad

Cuentan con Bluetooth 5.1 y la conexión es muy estable. No he tenido problemas de cortes de señal. Además, el alcance es bastante bueno, mejor que la media.

Los auriculares funcionan únicamente con los códecs SBC y la latencia no es demasiado buena. No molesta nada para ver vídeos de YouTube o películas de Netflix, pero sí que se nota más en videojuegos o en streamings de Twitch.

Eso sí, un punto mínimamente negativo es que los auriculares funcionan con el mecanismo de maestro y esclavo. En este caso el maestro es el izquierdo y si nos lo quitamos y lo guardamos en la caja no podemos utilizar el auricular derecho suelto. Es algo que no me molesta porque suelo utilizar los dos auriculares juntos.

Sonido

El sonido me ha gustado mucho, y más teniendo en cuenta el precio de los auriculares. Tienen una ecualización que producen un sonido muy divertido y cálido, fácil de escuchar durante horas.

Suenan realmente bien y más si tenemos en cuenta su precio

Los graves tienen mucha fuerza y pegada. Son contundentes, pero no quitan protagonismo a los medios. Por supuesto, tratándose de unos auriculares económicos, no destacan por su definición y detalle, pero no creo que nadie ponga muchas pegas.

Los medios son muy buenos también. Son limpios, claros y tienen fuerza. Quizás algunos tonos no son tan fidedignos como en los auriculares Hi-Fi, pero la calidad es muy buena. La separación de instrumentos es reducida, algo habitual en auriculares TWS de esta gama.

Los agudos están algo más retraídos y les falta un poco de brillo y detalle. Pasan mucho más desapercibidos. Eso sí, son cálidos por lo que los escuchemos durante horas.

En definitiva, los JVC Gumy Mini tienen un sonido global muy acertado desde mi punto de vista, divertido y con fuerza en las frecuencias bajas y medias. Algo que encaja perfectamente para utilizarlos en el día a día y haciendo deporte. También, alcanzan un volumen bastante alto por lo que no creo que nadie se quede colgado en este aspecto.

Manos libres

Los auriculares cuentan con un micrófono que sirve para usar el asistente del móvil o para realizar llamadas en manos libres. Siendo unos auriculares económicos, no esperaba mucho del manos libres, pero me ha sorprendido gratamente. En interiores la voz se recoge con fuerza y claridad. También suena bastante natural por lo que es muy cómodo mantener conversaciones largas.

En exteriores o en entornos ruidosos los auriculares sí que recogen algo de ruido por lo que es más complicado escuchar la voz con claridad.

Autonomía

Los auriculares cuentan con una batería interna que les permite reproducir música a volumen medio durante unas 6 horas. Una autonomía bastante buena para tratarse de unos auriculares tan compactos. Lo malo es que, como la caja es tan compacta, tampoco tiene mucha batería y solo nos permitirá cargar los auriculares 1,5 veces (unas 9-10 horas más de autonomía). Por lo que la autonomía total ronda las 15 horas.

Sinceramente, tampoco me importa que la autonomía total sea un poco más corta que otros auriculares de esta gama de precio. La autonomía de los auriculares es suficiente y prefiero que la caja de transporte sea pequeña. La caja se carga en 2 horas mediante un cable USB-C

Opinión

Los JVC Gumy Mini me han sorprendido para bien. Son diminutos y muy cómodos. Tienen una calidad de sonido sobresaliente para su precio, el manos libres funciona bien y la autonomía está muy bien para tratarse de unos auriculares tan pequeños. Y hay que tener en cuenta que solo cuestan 34,99 euros.

Realmente creo que son unos auriculares casi perfectos para la mayoría de gente, sin embago, los botones no me gustan nada. Están tan duros que me resultan incómodos de usar… Llevo dos semanas usándolos y, aunque se han suavizado un poco, estoy empezando a perder la esperanza de que lleguen a ser cómodos y cada vez evito pulsarlos cada vez más.

En definitiva, si puedes vivir con unos botones incómodos, los JVC Gumy Mini son unos de los mejores auriculares en este rango de precios. Tienen una relación calidad-precio excelente.

Fuentes

  1. eu.jvc.com
WikiVersus participa en el Programa de Afiliados de Amazon, por lo que algunos enlaces pueden generar una pequeña comisión sin ningún coste adicional para el usuario. Esto no afecta de ninguna forma a la independencia de nuestros contenidos.
JVC Gumy Mini
Ver precio