Diferencias entre los JBL Endurance Sprint y los Dive

Rubén Castro, 8 julio 2019

Estos dos modelos de JBL son casi idénticos exteriormente, pero el Dive cuesta casi el doble que el Sprint, ¿por qué?

El JBL Sprint está pensado para hacer cualquier clase de deporte con él, mientras que el Dive está más enfocado a la natación y por eso cuenta con un reproductor interno integrado con 1 GB de memoria. Aun así, tanto el Sprint como el Dive tienen el certificado de resistencia al agua IPX7.

JBL Endurance Sprint vs JBL Endurance Dive: diferencias

A simple vista, tienen el mismo aspecto. Sin embargo, si miramos con más cuidado empezaremos a notar algunas diferencias.

Por ejemplo, el cable es más grueso y resistente en el modelo JBL Dive, al igual pasa con gancho flexible con el que se sujeta el auricular a la oreja. Es más robusto en el Dive ya que está específicamente diseñado para su uso en natación y tiene que ser más fuerte para que no se mueva con el agua.

Ambos modelos, tanto el JBL Endurance Sprint como Endurance Dive tienen el mismo certificado de resistencia al agua IPX7, por lo que son impermeables y pueden sumergirse hasta 1 metro de profundidad durante 30 minutos.

Con ese nivel de resistencia ambos modelos son aptos para la natación, pero ahí es donde está la diferencia más importante. El Dive tiene incorporado su propio reproductor MP3 y 1 GB de memoria interna, lo suficiente para almacenar unas 200 canciones.

Como ya sabrás, ambos modelos son auriculares Bluetooth que sirven para escuchar música reproducida desde el teléfono. Pero el agua y el Bluetooth no se llevan bien.

A un centímetro y medio de profundidad, el Bluetooth pierde el 65% de la intensidad de la señal que es absorbida por el agua. Si a eso sumamos que por motivos de privacidad muchas piscinas no dejan entrar con móviles, tenemos que unos auriculares que solo sean Bluetooth no nos servirán para nadar en la mayoría de las ocasiones.

En cuanto al resto del diseño, son prácticamente iguales salvo porque el Sprint tiene un solo led de estado, mientras que el Dive tiene dos leds, uno para el emparejamiento y otro para el reproductor de MP3.

Ambos cuentan con un driver dinámico de 10 mm que produce un sonido bastante bueno. Los agudos tienen fuerza, los medios son bastante ricos y los agudos no suenan a lata, como muchos otros auriculares deportivos.

La autonomía es de unas 8 horas a volúmenes medios, lo que está bastante bien. Muchos otros auriculares tienen entre la 3 y 4 hora de autonomía. Y si nos hemos olvidado de cargarlos, en 10 minutos se recargan lo suficiente como para usarlos durante 1 hora.

Por otro lado, ambos tienen controles táctiles que son muy sensibles, quizás demasiado… Y a menudo acabo pausando la música cuando voy a ajustar el volumen.

Además, antes de meternos al agua con ellos hay que bloquear los controles táctiles porque si no, detectan el agua como pulsaciones y se vuelven locos.


Como ves, ambos modelos son muy parecidos, incluso, utilizan las mismas almohadillas de ajuste. Sin embargo, si queremos reproducir música sin necesidad del móvil necesitaremos comprar los JBL Endurance Dive (ver mejor precio en Amazon).

Si no necesitamos esa función, nos podemos ir a por los JBL Endurance Sprint (ver mejor precio) que nos costarán unos 30 euros menos.

Ver más
WikiVersus puede usar cookies para recopilar estadísticas, optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Más información de nuestras políticas.