Analizamos el Tronsmart Force X, un altavoz Bluetooth robusto con un sonido impresionante

Jesús Sánchez, 6 septiembre 2022

Han comenzado los Días sin IVA de Zococity con ofertas en todas las categorías!!!

Ver ofertas

Tronsmart Force X

✓ Dimensiones: 260 x 86 x 106 mm
✓ Peso: 1,7 kg
✓ Potencia: 60 W
✓ Batería: 10.000 mAh
✓ Autonomía: unas 13 horas (dependiendo de volumen)
✓ Tiempo de carga batería: unas 3 horas
✓ Resistencia al agua: sí, IPX6
✓ Rango de frecuencias: 20 Hz - 20 kHz
✓ Conectividad: Bluetooth 5.0, micrófono para manos libres, microSD, USB-C, USB-A
✓ Tecnologías: A2DP V1.3, AVRCP V1.4, HFP V1.6
✓ Función powerbank:

Me gusta

  • Diseño robusto y resistente
  • Calidad de sonido
  • Graves impresionantes
  • Poca latencia por Bluetooth
  • Puede funcionar como powerbank

No me gusta

  • No tiene indicador de batería restante

Diseño

El Tronsmart Force X es un altavoz Bluetooth que está pensado para ser llevado a todos lados. Por ese motivo trae una correa de transporte acolchada, muy cómoda y tiene una construcción muy robusta.

Entre los accesorios, el altavoz trae una correa o banda para poder transportarlo en el hombro de manera cómoda, un cable USB-A a USB-C de carga, un cable de 3,5 mm y un manual de instrucciones.

Tratándose de un altavoz resistente, la carcasa del Force X está hecha de goma en los laterales. Esto hace que esté bastante bien protegido a golpes y caídas. En la parte frontal y trasera tenemos una rejilla con acabado en tejido grueso que sirve para proteger los drivers.

Como no podía ser de otra forma, el altavoz también cuenta con el certificado de protección al agua IPX6 por lo que puede mojarse y sumergirse (muy brevemente) sin riesgo.

Aun así, el altavoz se siente muy macizo en la mano. Parece una roca. Y también pesa como una roca...

Con 1,7 kg de peso y unas dimensiones de 260 x 86 x 106 mm, se trata de un altavoz de tamaño medio tirando a grande. No es tan grande como el Tronsmart Bang, pero necesitas reservarle un poco de espacio en la mochila. Y, desde luego, no es para llevarlo mucho tiempo en la mano.

En la parte trasera tenemos una tapa de goma que protege las conexiones: la entrada auxiliar de audio, el lector de tarjetas microSD, el USB-A y el USB-C.

En la parte superior tenemos los leds de estado y los botones. Tenemos 3 leds que de izquierda a derecha son: el indicador del estado de la conexión Bluetooth, el indicador de la ecualización y el estado del TWS.

Como es habitual, el led Bluetooth azul parpadeará cuando el altavoz no está conectado con ningún dispositivo y se queda en azul estático cuando la conexión ha sido establecida.

Los botones son bastante auto explicativos, pero vamos a repasarlos:

  • Power: botón de encendido.
  • Mode: botón para alternar entre los diferentes modos de reproducción Bluetooth, tarjeta microSD, entrada auxiliar, USB-A.
  • EQ: botón para cambiar entre los 3 modos de ecualización (Stereo, 3D y Deep Bass).
  • TWS: el siguiente botón, un par de círculos entrelazados, sirve para emparejar el Force X con otro Force X y reproducir sonido juntos.
  • Play/pause: sirve para pausar o reanudar la reproducción con un simple toque. Si pulsamos 3 veces llamaremos al asistente del teléfono móvil (Alexa, Siri y Google Assistant).
  • Volume -: sirve para bajar el volumen (1 toque rápido) o volver a la canción anterior (mantener la pulsación 2 segundos).
  • Volume +: sirve para aumentar el volumen (1 toque rápido) o pasar a la siguiente canción (mantener la pulsación 2 segundos).

Además de eso, con el botón de Play podemos controlar el manos libres. Con un toque responderemos una llamada entrante o colgaremos una llamada activa. Para rechazar una llamada debemos mantener pulsado el botón durante 2 segundos.

Detalle de las hebillas laterales donde podemos colocar la cinta de transporte

Conectividad

El altavoz cuenta con Bluetooth 5.0 y es compatible con el códec SBC. No tenemos códecs, más avanzados, pero tampoco supone un problema.

La conexión es estable, no hay micro cortes y el alcance es bastante bueno. Puedo alejarme un par de habitaciones del altavoz y sigue recibiendo la señal sin problemas. Además, la latencia es bastante contenida. En juegos se nota un mínimo retraso entre la imagen y el sonido, pero hay que fijarse mucho. Yo soy bastante exigente con eso y no me molesta. Por supuesto, en YouTube o en Netflix el retardo no se aprecia en absoluto.

Una función que me gusta bastante es que con pulsando durante 3 segundos el botón M, nos desconectaremos del dispositivo Bluetooth actual y deja la conexión libre para que nos conectemos con otro. Es algo muy útil para no tener que estar apagando el Bluetooth del móvil, algo que es un fastidio en otros altavoces si usamos el altavoz varias personas con varios móviles.

Además, podemos resetear el altavoz manteniendo una pulsación durante 8 segundos del botón M.

Aunque lo más normal será utilizar el altavoz mediante Bluetooth, el Force X tiene muchos más modos de funcionamiento. Podemos reproducir música desde la entrada auxiliar de audio, mediante el lector de tarjetas microSD (hasta 64 GB) y con el USB-A, donde podemos pinchar una memoria USB de hasta 64 GB, también.

El Force X puede conectarse con otro altavoz Force X para reproducir sonido estéreo más amplio mediante la tecnología TWS.

Sonido

El altavoz tiene una potencia de 60W, eso sí, monta un woofer de 40W y dos tweeters de 20W. Por tanto, serían 80W en total, aunque el amplificador no los fuerza al máximo. Eso se traduce en que el sonido nunca distorsiona, ni al máximo del volumen.

Además, los drivers están montados en una configuración de canales 2.1, eso significa que los dos tweeters producen sonido estéreo. Acompañando a los drivers dinámicos, que están orientados hacia delante, tenemos dos radiadores pasivos orientados hacia detrás. Los radiadores pasivos sirven para mejorar el rendimiento de los graves… Y vaya si lo consiguen.

Antes de nada, voy a aclarar que tenemos 3 modos de ecualización:

  • Estéreo: el led de la ecualización está apagado. Es el modo que más uso. Me gusta bastante y se pone por defecto cada vez que encendemos el altavoz.
  • 3D: el led en color azul. Amplía el escenario sonoro, pero se fuerzan las frecuencias altas y el sonido pierde cuerpo. Aun así, para algunos géneros musicales va bien.
  • Deep Bass: el led en color verde. Fuerza demasiado los graves y los medios pierden presencia. Es el modo que menos me gusta.

Para los siguientes comentarios voy a partir de la ecualización estéreo, aunque comentaré como afecta la ecualización 3D. El modo Deep Bass acentúa demasiado los graves y todo el sonido se emborrona un poco, por lo que no lo uso.

Los graves son bastante buenos. El recorrido no es impresionante, pero tienen buena patada y un cuerpo que te hace vibrar el pecho. Están un poco subidos, pero no demasiado. En canciones normales suenan muy bien. Sin embargo, si las canciones tienen las frecuencias graves ya potenciadas, el sonido puede ser demasiado y acaba aturullando. En ese caso recomiendo activar el modo 3D, la música será más abierta y los graves perderán un poco de cuerpo.

Los medios también me gustan mucho. Las voces tienen fuerza y detalle. Suenan muy reales. Las voces masculinas se escuchan impresionantes. Se aprecia con claridad la textura de la voz. Los instrumentos principales también suenan francamente bien. La separación de instrumentos, sin ser excelente, está bastante bien también

Los agudos en general están bastante retrasados si los comparamos con el resto de frecuencias. Por tanto, no esperes demasiado brillo en las frecuencias altas en el modo por defecto. Aun así, no suenan mal y aportan un poquito de brillo a la melodía. Si quieres algo más de detalle por arriba activa el modo 3D.

En general, el Force X suena muy bien. Se parece bastante al excelente sonido del Mega Pro, aunque con los bajos un poco más subidos. Es un tipo de sonido que gustará a prácticamente todos en el modo por defecto y si queremos más agudos solo tenemos que activar el modo 3D.

Por cierto, el altavoz tiene micrófono integrado y he mantenido un par de conversaciones de manos libres con él. Capta la voz relativamente bien si estamos cerca del altavoz.

Autonomía

El altavoz monta una batería interna de 10.000 mAh que es capaz de reproducir música durante unas 13 horas al 50% del volumen. Algo que está bastante bien considerando la cantidad de graves que produce. El proceso de carga de la batería lleva unas 3,5 horas. No es algo demasiado importante, pero hay otros altavoces con baterías grandes que se tiran 5 o 6 horas cargando.

Otro punto interesante del Force X es que podemos aprovechar la generosa batería para cargar el móvil, como si se tratase de una powerbank.

Opinión

El Tronsmart Force X es uno de los altavoces que más me ha gustado este año gracias que no falla en nada. Su calidad de sonido es muy buena, tiene un diseño resistente, poca latencia y la autonomía está bastante bien. Sin embargo, hay que tener en cuenta que ahora mismo cuesta unos 120 euros.

Está claro que la calidad hay que pagarla, pero, por ejemplo, el Tronsmart T7 que está muy bien cuesta 59 euros. Es menos potente y tiene menos graves, pero a la mayoría de gente le sobra con eso. Además, como es más compacto y ligero, es más fácil de llevar a cualquier lado.

En definitiva, si quieres un altavoz robusto con muy buena calidad de sonido y tienes un presupuesto de más 100 euros, el Force X es un altavoz excelente. Pero no todo el mundo necesita un altavoz de este precio.

WikiVersus participa en el Programa de Afiliados de Amazon, por lo que algunos enlaces pueden generar una pequeña comisión sin ningún coste adicional para el usuario. Esto no afecta de ninguna forma a la independencia de nuestros contenidos.
Tronsmart Force X
Ver precio