Análisis del altavoz Bluetooth GravaStar Mozart

Jesús Sánchez, 17 agosto 2022

Han comenzado los Días sin IVA de Zococity con ofertas en todas las categorías!!!

Ver ofertas

Gravastar Mozart

✓ Dimensiones: 117 x 139 x 155 mm
✓ Peso: 550 gramos
✓ Potencia: 10 W RMS
✓ Batería: 2.000 mAh
✓ Autonomía: unas 10 horas (dependiendo de volumen)
✓ Tiempo de carga batería: unas 2 horas
✓ Resistencia al agua: sí, IPX5
✓ S/N: 100dB
✓ Rango de frecuencias: 60 Hz - 20 kHz
✓ Conectividad: Bluetooth 5.0, USB-C (entrada auxiliar de audio por USB-C)
✓ Función powerbank: no

Me gusta

  • Diseño muy cuidado
  • El cable USB-C sirve como entrada auxiliar de audio
  • La conexión Bluetooth es table y tiene poca latencia

No me gusta

  • El driver es relativamente pequeño si lo comparamos con el tamaño del altavoz completo
  • El precio es elevado debido al diseño y a la calidad de construcción

Diseño

El GravaStar Mozart es un altavoz Bluetooth con un diseño único. En este caso, el Mozart se aleja un poco de los diseños de robots con patas del Mars Pro o el Venus, pero sigue apostando por la ciencia ficción y el diseño ciberpunk.

El altavoz viene con un cable de carga (USB-A a USB-C), una especie de llama que se puede colocar en el altavoz y un manual de instrucciones en inglés y chino (no te preocupes, es muy fácil de usar, solo tiene 4 botones)

Como podemos ver, el diseño del Mozart es una cabeza robótica de un panda. La mitad izquierda parece que está completa, mientras que la mitad derecha tiene la apariencia de estar sin carcasa.

En este caso, el Mozart tiene la carcasa completamente de plástico. No tiene mal aspecto, pero acostumbrado a sus otros dos altavoces que eran metálicos… La sensación en la mano no es tan buena. Aun así, se nota que es un producto centrado en la estética y los acabados y los detalles son muy buenos.

Además, el altavoz cuenta con varios leds:

  • En el ojo derecho
  • En una especie de circuito del lado derecho
  • Y en la parte superior, donde podemos colocar la llama que queda fijada magnéticamente

Y como no podía ser de otra forma tratándose de GravaStar, algunos leds tiene una función. Como he dicho, esta marca siempre tiene en cuenta hasta el mínimo detalle. El led de la llama sirve para indicar el estado del altavoz:

  • Si el led parpadea, significa que el altavoz está desconectado (conexión Bluetooth)
  • Si el led está fijo, es que la conexión Bluetooth está fijada

En el lado derecho tenemos una especie de circuito con 3 leds:

  • Si los leds están fijos, el altavoz tiene batería suficiente
  • Si los leds parpadean, debemos cargar el altavoz
  • Cuando los leds se encienden y se apagan lentamente (respiración), el altavoz se está cargando
Podemos apagar el led del ojo derecho pulsando a la vez los botones de subir y bajar volumen.

En la base del altavoz tenemos una base de goma para que el altavoz se asiente bien y no se resbale de la mesa. Viene protegida por un plastiquito, no te olvides de quitarlo.

En la parte derecha podemos ver el driver. Y en la parte trasera tenemos los 4 botones y el puerto USB-C para cargar el altavoz.

Los botones son pequeños, pero tienen una leyenda muy clara. Con ellos podemos:

  • Encender o apagar el altavoz: presionando 2 segundos sobre el botón Power
  • Pausar o reanudar la reproducción: tocando 1 vez el botón Power
  • Subir el volumen: tocar 1 vez el botón de más volumen
  • Bajar el volumen: tocar 1 vez el botón de menos volumen
  • Emparejar o desconectar el Bluetooth: tocar 1 vez el botón Bluetooth

Los botones responden bien, pero hay 2 puntos negativos. El primero es que no podemos cambiar de canción. Quizás podrían haber puesto un doble toque en los botones de volumen para pasar de canción…

El siguiente punto negativo entiendo que es por el diseño, pero no deja de ser menos práctico tener los botones situados en la parte trasera. Tampoco es que me importe demasiado, pero es un sacrificio que se hace por el diseño.

Conectividad

El altavoz cuenta con Bluetooth 5.0 para realizar la conectividad sin cable. El altavoz solo es compatible con el códec SBC, pero la conexión va bastante bien:

  • La estabilidad es perfecta, no he tenido cortes de señal
  • El alcance también es muy amplio, me da para recorrer toda mi casa (aunque es pequeña)
  • Y la latencia es reducida. Puedo ver vídeos en YouTube, Netflix o Twitch en donde la imagen y el sonido van completamente sincronizados

Un aspecto que había visto en muy pocos altavoces Bluetooth es que el puerto de carga USB-C también sirve como entra auxiliar de audio. Me parece muy útil cuando uso el altavoz con el ordenador. Así tengo sonido de calidad mientras se carga el altavoz. Para conectarlo al ordenador, es importante conectar primero el cable al altavoz y luego el cable al ordenador. Así el ordenador detecta el altavoz directamente, sin tener que configurar nada.

Función TWS

El GravaStar Mozart soporta la sincronización estéreo TWS con otro altavoz Mozart. No es compatible con otros altavoces.

Para conectar juntos los dos Mozart debemos pulsar y mantener durante 3 segundos el botón Bluetooth en ambos altavoces. Para desconectarlos se hace parecido, en este caso debemos presionar el botón Bluetooth de uno de ellos durante 3 segundos.

Cómo se resetea la conexión del altavoz GravaStar Mozart

Para resetear las conexiones podemos presionar a la vez los botones de Bluetooth y Power cuando el altavoz está encendido.

Sonido

Lo primero que se nota al coger el altavoz es que es bastante grande (117 x 139 x 155 mm), pero monta un driver mucho más pequeño por cuestiones de diseño. Aun así, produce un sonido bastante bueno.

El perfil sonoro es bastante equilibrado. Todas las frecuencias tienen buena presencia. También produce un sonido muy limpio y agradable. Eso sí, el tener un solo driver de ese tamaño tiene sus limitaciones.

Por ejemplo, el rango de frecuencias que anuncia el fabricante es de 60 Hz a 20 kHz. Como vemos, el rango de los graves no llega demasiado abajo. También se echa en falta algo más de cuerpo. No es un altavoz que vaya a hacer que te retumbe el pecho. Por otro lado, tiene una patada aceptable.

Los medios son buenos. Las voces y los instrumentos principales se escuchan naturales y con fuerza. En los agudos se pueden apreciar algunos sonidos que añaden brillo, pero tampoco llegan demasiado arriba.

En general, el sonido del GravaStar Mozart es muy agradable, pero hay que tener en cuenta que tiene sus limitaciones. El volumen máximo tampoco es demasiado alto. Sirve para ambientar una habitación, pero por lo que cuesta puedes encontrar altavoces con mejor sonido. Eso sí, con un diseño mucho más tradicional.

Por último, como el driver está en el lateral derecho, si queremos obtener el mejor sonido hay que girar la cabeza del panda, por lo que el diseño pierde un poco. Entiendo que forma parte de las limitaciones del diseño, pero es otro mini punto negativo.

Por cierto, el Mozart no tiene manos libres.

Autonomía

El altavoz tiene una batería interna de 2.000 mAh y consigue una autonomía de 10 horas al 65% del volumen. Es una autonomía relativamente baja si tenemos en cuenta su potencia máxima es de 10W. Hay altavoces de este tamaño que rozan las 20 horas, pero tampoco es mala.

Yo uso el altavoz unas 2 horas al día a un poco menos de la mitad de volumen (para poner música de fondo o ver vídeo) y lo suelo cargar 1 vez a la semana aproximadamente.

Opinión

El GravaStar Mozart es a partes iguales un altavoz y una pieza de coleccionista. De hecho, se trata de una edición especial con una cantidad limitada.

Como altavoz en sí no está nada mal. El sonido es muy agradable y el volumen es más que suficiente para la mayoría de usuarios. Eso sí, con el Mozart no solo pagamos por el sonido, pagamos el diseño y la exclusividad de tener un dispositivo único. Y también sufrimos algunas limitaciones por tener un diseño coherente. Los botones en la parte trasera y driver en el lado derecho no son la ubicación más práctica.

En cuanto al precio, el Mozart se puede comprar por unos 89 dólares en la página web de GravaStar. Está claro que hay altavoces con mejor sonido en este rango de precios, pero, como he dicho, el Mozart es más que un altavoz. Si valoras el diseño y te gusta como elemento decorativo, creo que el Mozart es un dispositivo bonito y práctico.

WikiVersus participa en el Programa de Afiliados de Amazon, por lo que algunos enlaces pueden generar una pequeña comisión sin ningún coste adicional para el usuario. Esto no afecta de ninguna forma a la independencia de nuestros contenidos.
Gravastar Mozart
Ver precio